© 2017 Rives & Lozano Asesores Legales. Diseño web www.xolutex.com

INFORMATE SIN COMPROMISO

Avda. Teodomiro 56 , Entr

03300 Orihuela (Alicante)

info@rivesylozano.es

PROFESIONALES Y CONSEJEROS DE EMPRESA

RIVES & LOZANO

Preparando el AHORRO en el Impuesto Sociedades de 2017

23.11.2017

Estamos terminando el año y como todos los años preparamos el cierre e intentamos aconsejar como hacer mas llevadera la liquidación, intentaremos en este articulo ayudar aprovechando las oportunidades que están a nuestro alcance. Hay ciertas decisiones que se pueden tomar antes del cierre del ejercicio que pueden ahorrarnos un disgusto en el Impuesto sobre Sociedades. Lo mas importante siempre es la planificacion.

 

 

 

Diferir rentas al 2018.

 

No variara el tipo impositivo pero aun así, lo mas interesante siempre es adelantar gastos en la medida de lo conveniente intentando retrasar ingresos, eso si cumpliendo siempre los criterios de la imputación temporal.

 

 

Verificar el concepto de entidad patrimonial, en arrendamientos.

 

Ser entidad patrimonial según para que no es ventajoso, en IVA no, debido a las limitaciones que implica como la compensación de bases imponibles negativas, la no aplicación del tipo reducido para entidades de nueva creación...

 

Se puede evitar que se considere como entidad patrimonial una sociedad dedicada al arrendamiento de inmuebles si cuenta con una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa y carga de trabajo suficiente. Además, si se trata de un grupo, el concepto de actividad económica se determinará teniendo en cuenta a todas las entidades que formen parte del citado grupo, por lo que la titularidad de los inmuebles puede tenerla una empresa del grupo y el empleado otra.

 

 

Operaciones con precio aplazado.


Esta regla especial de imputación temporal es aplicable también a las prestaciones de servicios. Además, las rentas se entienden obtenidas proporcionalmente a medida que sean exigibles los cobros, salvo que la entidad decida aplicar el criterio de devengo, y no cuando se produzca el cobro, como ocurría anteriormente.

Hay que tener en la cabeza que si en una operación realizada en 2017, en la que ya ha sido exigible algún plazo, no se ha cobrado, hay que integrar la renta, aunque si al final del ejercicio hubieran transcurrido 6 meses desde la exigibilidad, se puede deducir el deterioro del crédito. Siempre es conveniente que ante una operación con precio aplazado, en el contrato se especifique cuándo vencen los plazos.

 

 

Amortizaciones


Conviene que proceda a revisar las amortizaciones que ha ido contabilizando para ver si son admitidas por la norma fiscal o si existe la posibilidad de aprovechar al máximo este gasto para rebajar la base imponible.

Una entidad que no fuera empresa de reducida dimensión, en 2013 y 2014 tuvo que limitar la amortización contable fiscalmente deducible al 70% de su importe, y en los periodos 2015 y siguientes, el gasto no deducible por dicha limitación tenía que revertir. Así, la amortización contable que no resulte fiscalmente deducible por la aplicación de esta limitación no tendrá la consideración de deterioro y se deducirá a partir del primer período impositivo que se inicie dentro del año 2015, de forma lineal durante un plazo de 10 años o durante la vida útil del elemento patrimonial, a opción del sujeto pasivo. Por tanto, un gasto que no fue deducible al 30% revierte, es decir, será deducible al 25%. No obstante, la nueva LIS estableció una deducción en la cuota del 5% de las cantidades que integren en la base imponible del período impositivo correspondientes a la reversión del referido ajuste.

Aunque en 2015 los intangibles de vida útil indefinida no se amortizaban contablemente, la norma tributaria permitía realizar un ajuste negativo al resultado contable del 1% del valor de adquisición del fondo de comercio y del 2% en el caso de otros intangibles de vida útil indefinida. Sin embargo, desde el 1 de enero de 2016, el inmovilizado intangible dejó de clasificarse en función de si su vida útil es definida o indefinida, y se partió de la consideración de que todos los inmovilizados intangibles son activos de vida útil definida, pasando a ser amortizable todo el inmovilizado intangible; en principio en función de su vida útil, y si ésta no pudiera estimarse de manera fiable, en un plazo de diez años. Para los ejercicios que se inician a partir del 1 de enero de 2016 la norma contable obligó a amortizarlos en 10 años, mientras que la ley del impuesto prevé un gasto deducible máximo de la veinteava parte de su importe (5% anual), lo que habrá de tenerse en cuenta para hacer el correspondiente ajuste al resultado contable.

Valoración de existencias
La posibilidad de optar por diferentes métodos de valoración de existencias es una manera de influir en el resultado. Tanto el PGC como el PGCPYMES admiten el FIFO y el Precio medio Ponderado. Al no contener la normativa fiscal disposiciones específicas en relación a este aspecto, no es necesario realizar ajustes al resultado contable para la determinación de la base imponible.

 

Estos son algunos consejos para el Impuesto Soceidades, esta semana iremos dejando mas post en nuestro Blog.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Declaración de la Renta 2.017.

April 30, 2018

1/2
Please reload

Entradas recientes

November 18, 2019

October 29, 2019